Circular 003.- ¡Feliz Reestructuración!

Por UGT Ibercaja

28 de enero de 2020

Este lunes, a través de Información Diaria, se nos ha comunicado a toda la plantilla que el Consejo de Administración de la Entidad ha propuesto una reestructuración. Todos tememos palabras como reforma y reestructuración porque suelen ser eufemismos de recortes en derechos laborales, en remuneraciones, movilidad geográfica, o alguna otra maldad. Pero no. Esta vez, no. ¡Qué alegría, y qué alivio! Al parecer se trata de todo lo contrario, se trata de una reestructuración en positivo.

Y como es bueno predicar con el ejemplo, parece que el Consejo de Administración y la Dirección han decidido iniciar esa reestructuración por ellos mismos: Cinco altos cargos han sido ascendidos a subdirectores generales y subdirectores. Esperamos que esta reestructuración no se quede ahí y prosigan los ascensos de nivel para buena parte de la plantilla, con su consiguiente incremento salarial ¡Ah, pillines!, tanto tiempo metiéndonos miedo: que si la competencia, que si los tipos tan bajos, que si Bruselas nos hace la vida imposible, que si tenemos que salir a Bolsa… Y resulta que nuestros dilectos jefes y la Dirección nos decían todo esto para ocultar la agradable sorpresa de una reestructuración en positivo.

Hasta aquí la broma porque en realidad no tiene ni pizca de gracia. Se requiere una desvergüenza infinita o un rostro de granito, promover cinco ascensos de esa naturaleza cuando a la vez se autoriza una reestructuración que no presagia nada bueno para los trabajadores de iberCaja. Ya sucedió en 2017.  El Consejo aprobó unas cuentas anuales en las que decidió reiniciar el reparto de dividendos para las Fundaciones, dada la mejora de la situación financiera de la Entidad y del entorno del negocio. Una semana después, autorizó la apertura del último ERE, que, recordamos, entre otras cosas, supuso la salida de la Entidad de varias decenas de compañeros que no pudieron aceptar los traslados obligatorios que se les pretendía imponer. Pero como casi nadie se estudia las cuentas anuales de la Empresa, esa indecencia pasó desapercibida para la mayor parte de la plantilla.

Esta vez no han perdido un segundo en guardar las apariencias. Y así evidencian su auténtica catadura. Llevamos tiempo con la percepción de que la Entidad está siendo gestionada con unas altas dosis de improvisación, provista de bandazos erráticos en políticas comerciales. Hace unos años se lanzó a bombo y platillo una campaña de captación de empresas. Ése era el negocio, donde estaba el margen y el beneficio financiero y, bla, bla, bla. ¿Qué fue de todo aquello?

Antes vino un Acuerdo de Horarios Singulares que afectaba a grupos de gestores cuyas carreras profesionales aún no se habían definido (Banca Privada). Decenas y decenas de oficinas, y cientos de gestores y gerentes “voluntariamente” tuvieron que aceptar el nuevo horario si querían conservar su cargo. Y ahora resulta que sobran carteras y hay que eliminarlas. Todas ellas excelentemente gestionadas. Se cierran oficinas que obtienen un alto grado de cumplimiento de objetivos comerciales. Se anunciaron a bombo y platillo millonarios contratos como el de Microsoft que nos iban situar en la vanguardia tecnológica… O el de AKTUA, que seguimos sin comprender. Y ahí seguimos. Por más que el Área de Personas. se esfuerce en dar una buena imagen, el ambiente y las condiciones de trabajo en la Red son cada vez peores. No sólo no se intenta depurar responsabilidades con aquellos que ejercen de “latigueros”, sino que se respalda y promociona este tipo de comportamientos. Los sucesivos EREs dejan oficinas infradotadas de personal, trabajadores cada vez más lejos de sus hogares, se generalizan las prolongaciones ilegales de jornada… y nada mejora. No parece que haya motivos para que la Dirección realice ascensos y nombramientos como los publicados.

Última modificación: 14/02/2020