Circular 001.- Título

Por UGT Ibercaja

01 de enero de 2020

El pasado mes de diciembre se presentó a la representación sindical una reestructuración de oficinas aparentemente inocua y que no pasaba de ser una mera reorganización jerárquica. La realidad ha sido bien diferente.

Desde principios de año, como una especie de tsunami, recibimos cada día más noticias de ceses y peticiones de dimisión a gestores y responsables de oficinas. Era evidente que esta reestructuración iba a despertar rencillas entre responsables, al incluir un nuevo jefe en la línea jerárquica que antes era uno más del grupo, y bastante desconcierto entre los desafortunados subdirectores que lo sean en oficinas cabeceras.

Pero esta sensación ha quedado pequeña. Vamos conociendo las formas con las que se está exigiendo dimisiones, el tono con el que se comunican ceses o los más peregrinos argumentos que se están dando a excelentes profesionales para apartarlos de su carrera profesional.

No hay reglas fijas. O eres el último en llegar, o eres muy mayor, o el año pasado no lo hiciste bien o incluso,” lo hiciste demasiado bien, pero no contamos contigo ahora, quizás más tarde”. Gente joven, con proyección y compromiso reciben de mala manera su cese y hasta llega a temer por su empleo.

Todo esto está generando una mezcla de desconcierto, frustración e indignación, sensaciones en parte prescindibles, si el proceso se hubiera implementado de otra forma, con un mensaje institucional, de reconocimiento profesional y tranquilizador sobre el futuro. Ni los más viejos del lugar recuerdan una situación similar de desconcierto generalizado.

Hay que recordar que es la Dirección de Ibercaja quien decide poner todo esto en marcha, como una “mejora” organizativa y con un presumible ahorro económico futuro, pero que genera damnificados y a los que se debe tratar con mayor respeto. No olvidemos que estamos hablando de compañeros y compañeras con un perfil comercial, ése que tanto se valora forma y fomenta, o así lo parecía.

No están mejor los subdirectores que ahora deben realizar funciones de control sobre varias oficinas, a los que nadie les ha explicado todavía ni cómo ni dónde deben realizar sus funciones.

Ya son varios los correos que hemos remitido al Área de Personas con todas estas cuestiones, que sin llegar a caer todavía en la ilegalidad, dejan en muy mal lugar a algunos de sus líderes. Así lo hemos recordado al inicio de una reunión sobre Horarios Especiales esta mañana, aprovechando la presencia del Director de la Red, ante el silencio del resto de secciones, que no parecen haber tenido noticias de estas situaciones.

Os animamos a trasladar vuestra queja y sentir a vuestro sindicato, como nuestros afiliados lo están haciendo, ya que la próxima semana se nos ha prometido desde la red aclarar todas estas cuestiones. A lo mejor somos los únicos en mostrar nuestra disconformidad, que sería lo acostumbrado, pero por favor que no aleguen desconocimiento.

Última modificación: 14/02/2020